jueves, 17 de agosto de 2017

Lluvia Singular


Cuando tenía 8 años había un bolero que iba a la casa de vez en cuando. Mientras lustraba los zapatos de papá yo me sentaba a su lado a verlo trabajar. Siempre, invariablemente, él me contaba que en su pueblo algunas veces por la noche llovían galletas y leche. Hoy que ya soy un adulto  francamente no tengo porqué no creerle. Lamentablemente nunca pregunté el nombre de su pueblo.

Otro día con más calmita… nos leemos. 


martes, 1 de agosto de 2017

Las Redes Sociales, un eterno pujido.




Qué carajos les pasará a los usuarios de las redes sociales, especialmente de twitter, que terminan convirtiéndose en un franco, total y absoluto pain in the ass. Y es que a la mayoría pareciera que ningún chile les acomoda, todo critican, pero en mala onda no en plan constructivo. Insultan, descalifican, critican, denuestan, en resumen JODEN a más no poder. Cualquiera diría que los pobres infelices no tienen una vida propia y su miseria la justifican tratando de resaltar los errores o los defectos de los demás.

Es cierto que las redes sociales son una buena herramienta para denunciar y para expresar sin ningún tipo de censura las ideas de uno, pero también es cierto que la mayoría aprovecha el anonimato que brindan las mismas solo para sacar toda su amargura y frustración.

Yo inmediatamente que detecto a ese tipo de personas, luego de compadecerlos y sentir una profunda lástima por ellos, procedo a darles cuello porque no sirven para nada. Ellos quizás en su pequeño ciber mundo buscan consuelo a su soledad y aislamiento, yo afortunadamente tengo la bonita opción de no leerlos y de buscar cosas más positivas y constructivas, cuando no en las redes sociales sí allá afuera, en el mundo real.

Me gustaría poder ayudar a estos seres amargados y frustrados, pero honestamente no sé cómo, quizás lo que necesitan es un buen laxante, un poco de sexo, una buena sobredosis de Prozac o simplemente la compañía de un ser humano tolerante que sepa tratar la discapacidad intelectual y emocional (sorry, yo no soy ese).  

En lo que son persas o son manzanas yo zafo, me alejo, renuncio a leerlos y me enfoco en lo que para mí es divertido o importante en las redes, lo demás solo es basura inorgánica cero reciclable. ¡Fuchi!



Otro día con más calmita… nos leemos.