domingo, 2 de abril de 2017

La Voz Kids a los ojos del tal Said.




No lo sé, quizás he llegado a una edad en la que ya no me gusta nada, me amargué, me convertí en un viejo cascarrabias. Y digo esto porque hoy estuve viendo un rato La Voz Kids y llegué a la triste conclusión que lo que viene siendo el talento musical nomás no se nos da a nosotros los mexicanos. Vi una bola de niños chocantitos, sin talento ni voz, de esos que hablan como adultos, se comportan como adultos, y solo son el producto de unos padres frustrados que quieren realizarse a través de sus hijos.

Escuché que el programa es un éxito, no me extraña, es lo que hay y es lo que al público televidente le gusta. Posiblemente la gente lo ve por los “coaches”, porque lo que viene siendo el talento infantil, reitero, es inexistente. El tal Maluma, reguetonero harto exitoso, seguramente le da varios puntos de raiting al programa. Y es que no faltarán una bola de pelados amantes del género que seguro se chutan todo el programa con tal de ver al susodicho reguetonero. Tata Mijares y tata Emmanuel comparten sillón  y lo sudan a cuatro nalgas. Se me figuran Statler y Waldorf, aquellos simpáticos viejitos que salían en los Muppets, son una suerte de gemelos Brenan pero de la tercera edad. Por último la tercera coach es la cantante y compositora española Rosario, una artista gitana hija de la legendaria cantante Lola Flores. Rosario será muy española, muy gitana, muy hija de Lola Flores, lo que ustedes digan y manden pero para los escuincles nalgas miadas que concursan no es más que una perfecta desconocida, una viejita locochona con una muy buena mata y harta ondita.

Obvio que no pienso volver a hacer escala en este canal para ver La Voz Kids, no tengo necesidad de perder más horas de la que ya me robaron ayer con eso del cambio a horario de verano. Allá que lo vean los familiares de los críos y los fans de los coaches, yo prefiero enterrarme púas debajo de las uñas antes que volver a escuchar a esos insufribles enanos comportándose como todo menos como niños. Además no quiero ver en qué momento tiene que entrar el servicio médico a resucitar a tata Emmanuel porque parece que muy pronto morirá en escena de aburrimiento. Creo que la otra opción para los que no tienen la bendición de tener televisión de paga es Master Chef (versión escuincles), así que les deseo suerte y ánimas que no pierdan muchas neuronas en esa masoquista aventura.


Coach 1.- Maluma.

Coaches 2.- Tata Emmanuel y tata Mijares.
 
Coach 3.- Rosario.


Por cierto, dónde quedó Juanito Farías el del viejo caballo de palo; o Lorenzo Antonio con aquello de la mano izquierda va adelante y la derecha para atrás; o Katy la de la risa de la vocales... esos niños sí que tenían talento. Naaa, mentira, tampoco tenían, pero eran otros tiempos, tiempos en los no había otra opción que no fuera el nefasto canal 2. 



Otro día con más calmita… nos leemos. 


No hay comentarios: