lunes, 24 de abril de 2017

El Aborto en la Ciudad de México.




Se cumplen 10 años en nuestra “vanguardista” Ciudad de México de que entró en vigor la despenalización del aborto o como le dicen elegantemente algunos “la interrupción voluntaria del embarazo”. A lo largo de estos 10 años se han realizado en esta ciudad la friolera de 176,355 abortos (y contando). A raíz de esto he estado escuchando a varias mujeres enorgullecerse y vanagloriarse de estas cifras como si fuera algo de lo que nos deberíamos sentir satisfechos como sociedad. Yo de una vez les digo que estoy completamente en contra del aborto, pero aclaro que también estoy en contra de penalizar a quien lo hace.

El argumento de las feministas o de las personas que están a favor del aborto es que las mujeres tienen derecho a decidir sobre su propio cuerpo, cosa con la que estoy de acuerdo. Por eso yo estoy muy a favor de eso que llaman eutanasia, porque todos somos libres de decidir de qué, cómo y cuándo nos queremos morir. Sin embargo creo que ese principio no aplica para un aborto porque la mujer no solo decide sobre su propio cuerpo sino también sobre el del que se está desarrollando en su vientre.

Cada aborto que se realiza en nuestros días a mí me parece un fracaso de nosotros como sociedad porque en estos tiempos en donde la información está al alcance de prácticamente todos, hablando sobre todo de ciudades como en la que vivimos, es lamentable que todavía existan los embarazos no deseados. Lo entendería quizás si se tratara de una comunidad indígena perdida en la sierra pero no en la Ciudad de México en donde lo que sobra es información.

Es claro que hoy los embarazos no deseados son producto no de la falta de información sino de la falta de responsabilidad. Existen tantos medios de control natal que es imperdonable que alguien decida tener sexo de manera irresponsable. Además, y como “bonus track”, existe la famosa “pastilla del día siguiente” para aquellos a los que su hormona le ganó a su neurona. Todo esto debiera de ser suficiente para que no existiera un solo embarazo no deseado, por lo menos en ciudades como en la que vivimos.


Con tantos métodos para prevenir el embarazo no hay excusa.


De los 176,355 abortos que se han realizado en las 13 Clínicas de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Salud, el 5.6% se hicieron a niñas menores de edad. Estas niñas empezaron a tener relaciones sexuales en un estado evidente de inmadurez mental, emocional y a veces hasta físico. Repito, esto sería comprensible si se tratara de una niña que vive aislada y marginada en una comunidad dada su lejanía o miseria pero no tratándose de una niña hija de la Ciudad de México.


Se han realizado casi 10 mil abortos a menores de edad.
   

Por todo ello cada vez que escucho a las mujeres pro-aborto regocijarse de sus cada vez más creciente cifras se me retuerce el hígado. Ojalá aspiráramos todos como sociedad a que en México estuviera despenalizado el aborto y que aun así no hubiera necesidad de realizar ninguno porque la gente ha tomado conciencia de la importancia de prevenir los embarazos no deseados. Cifras a la baja, eso SÍ sería motivo de festejo y de autocongratulación.

Sé que el tema del aborto enardece a muchas personas, las que están a favor y las que están en contra, pero también sé que esta comunidad saidiana cuenta con puras personas inteligentes que saben respetar la diversidad de opinión. Así que no se me enojen si no están de acuerdo con lo que digo, ya saben, es solo una opinión.

Gente, vamos a aparearnos los unos a los otros con singular alegría y harta enjundia, pero siempre, invariablemente, de una manera consciente y responsable… entonces sí tendremos motivos para sentirnos orgullosos.


Otro día con más calmita… nos leemos.

Nota: Estuve tentado a poner algunas imágenes “gráficas” de abortos pero creo que es de mal gusto además de que insulta la inteligencia de la gente que me lee, por eso no lo hice. 

lunes, 10 de abril de 2017

Los 4 Fantásticos del Edomex... ¿o Los 4 Jinetes del Apocalipsis?




Dios en su infinita grandeza y misericordia me hizo nacer en el DF y no en el Estado de México. Y digo esto porque los pobres mexiquenses dentro de unos días tendrán que escoger a la persona que los gobernará (o robará) por los próximos seis años, desgraciadamente de todos los candidatos nomás no se hace uno.

Francamente yo me daría un tiro si tuviera que escoger de entre Delfina Gómez Álvarez, Josefina Vázquez Mota o Alfredo del Mazo Maza, a la persona que me va a gobernar. Estos son los tres candidatos que se encuentran prácticamente en un empate técnico en las encuestas.

Delfina Gómez de López Obrador, perdón, Álvarez, tuvo el bonito detalle de autodesignarse una “liquidación” como alcaldesa de Texcoco de nada más y nada menos 437 mil 470 pesos. Esta finísima “juanita” de Morena que hace las veces de pelele de López Obrador bien le ha aprendido a su mentado mentor ya que ella promete y promete pero nomás no dice cómo cumplirá. Por cierto, por ahí se dice, se comenta y se rumora que la delfina Delfina podría tener nexos con los ignominiosos Abarca del caso Ayotzinapa… ¿será?

Josefina Vázquez Mota, una de las peores candidatas del PAN ahora tiene de nuevo la bonita oportunidad de volver a perder olímpicamente como lo hizo en las pasadas elecciones a la presidencia de la república. Cero carisma, cero ángel y aparentemente cero talento y aptitudes. Aunado a esto está la muy muy incómoda investigación que hace la PGR  a la familia de Vázquez Mota acusada de lavado de dinero. Y por si esto fuera poco, el ex presidente Calderón se la ha pasado echándole tierra a sus contrincantes cosa que en lugar de ayudarla la está perjudicando, ahora sí que “no me ayudes compadre”.

Alfredo del Mazo Meza es el tercero de los tres candidatos con posibilidades a gobernar el estado electoralmente más importante de la República Mexicana. Este caballero del PRI es la tercera generación, o degeneración, de políticos en la familia. Su abuelo Alfredo del Mazo Vélez fue gobernador del Estado de México al igual que su padre Alfredo del Mazo González. Este sería el tercer gobernador en la familia del Mazo, y también sería la prueba irrefutable de que los mexiquenses no aprenden ni a chingadazos. Allá ellos si quieren seguir siendo gobernados por el famoso grupo “atracomulco”, perdón quise decir Atlacomulco.

Juan Manuel Zepeda Hernández, ya no más por no dejar, es el candidato al gobierno del Estado de México del PRD. Manuel Zepeda fue alcalde de Nezahualcoyotl y es quien tiene menos posibilidades de los cuatro para llegar a ser gobernador. Hace unos días lo escuché en una entrevista y, aclarando que yo no simpatizo con el PRD, creo que es el que suena más sensato y congruente. No tengo idea cómo le habrá ido a la banda de Neza con este alcalde pero podría ser un buen candidato aunque, reitero, lo veo cuasi imposible.

En fin, bendito sea Dios yo no tendré que decidir quién será el que me partirá la madre desde el gobierno, desafortunadamente mi felicidad no durará para siempre porque pronto llegará el día en que tendré que escoger al presidente de mi país y al gobernador de mi DF (que no CDMX). Por lo que veo los candidatos que me tocarán a mí estarán mucho “pior” que estos nefastos personajes del Edomex. Ni modo, solo me queda decir… Caigamos en oración.



Otro día con más calmita… nos leemos. 

martes, 4 de abril de 2017

El BMW de Reforma como tema de conversación.




Que si estaba casada, que si se salió de la casa sin avisar, que si no conocía a la persona que le iba a dar un “aventón”, que si iba tomada, que si sus intenciones no eran buenas… todas estas estúpidas suposiciones como para ver si se merecía o no perder la vida de una manera tan trágica y lamentable. Lo cierto es que Luis Fernando García, Carlos Roberto Martínez, Karla Saldaña y Claudia Ivonne Reyes, cuatro personas inocentes, perdieron la vida en el infame accidente del BMW de Reforma.

Ya me cansé de escuchar y leer juicios de valor moralinos que pareciera están empeñados en justificar la muerte de estas personas, algo así como “se lo merecían”. Señores, nadie se merece perder la vida y menos de esa forma. Si cualquiera de nosotros hubiera estado en uno de los asientos de ese BMW y alguien hurgara en nuestras vidas seguramente encontraría pasajes oscuros, todos somos seres humanos y cometemos errores, pero de eso a merecernos la muerte hay un gran abismo. Es cierto que los errores tienen consecuencias pero también es cierto que es muy bajo y ruin hacer leña del árbol caído. Aquí el más grande error fue el de Carlos Salomón Villuendas Adame quien decidió ese día mesclar el alcohol con el volante, lo demás es consecuencia de.

Querer hacer tema de conversación con algo tan delicado como la vida personal de cuatro seres humanos que cometieron el “error” de subirse a un auto conducido por una persona en estado de ebriedad es un acto ocioso y de quinta. Mejor hablemos e insistamos en la importancia de tomar conciencia de lo grave que es mezclar el alcohol y el volante. Dejemos en paz a las personas que perdieron la vida, son personas que seguramente tienen padres, hermanos y amigos que en este momento la están pasando muy mal. Esperemos que este accidente sirva para que aquellos que manejan en estado de ebriedad la próxima vez lo piensen dos veces antes de hacerlo de nuevo.

Estas son las personas que perdieron la vida en el accidente, personas que tienen nombre, familiares y amigos. Aquí sus fotos con la única intención de "humanizar" un poco los comentarios que se hacen de ellos de modo irresponsable. 


Carlos Roberto Martínez (qepd).

Luis Fernando García (qepd). 

Claudia Ivvone Reyes (qepd). 

Karla Saldaña (qepd). 


Por cierto, compartir las fotos o videos del accidente en donde se ven a las personas que perdieron la vida es lo más naco y pelado del mundo, por decir lo menos.

Descansen en paz los muertos, respetemos señores.


Otro día con más calmita... nos leemos.

domingo, 2 de abril de 2017

La Voz Kids a los ojos del tal Said.




No lo sé, quizás he llegado a una edad en la que ya no me gusta nada, me amargué, me convertí en un viejo cascarrabias. Y digo esto porque hoy estuve viendo un rato La Voz Kids y llegué a la triste conclusión que lo que viene siendo el talento musical nomás no se nos da a nosotros los mexicanos. Vi una bola de niños chocantitos, sin talento ni voz, de esos que hablan como adultos, se comportan como adultos, y solo son el producto de unos padres frustrados que quieren realizarse a través de sus hijos.

Escuché que el programa es un éxito, no me extraña, es lo que hay y es lo que al público televidente le gusta. Posiblemente la gente lo ve por los “coaches”, porque lo que viene siendo el talento infantil, reitero, es inexistente. El tal Maluma, reguetonero harto exitoso, seguramente le da varios puntos de raiting al programa. Y es que no faltarán una bola de pelados amantes del género que seguro se chutan todo el programa con tal de ver al susodicho reguetonero. Tata Mijares y tata Emmanuel comparten sillón  y lo sudan a cuatro nalgas. Se me figuran Statler y Waldorf, aquellos simpáticos viejitos que salían en los Muppets, son una suerte de gemelos Brenan pero de la tercera edad. Por último la tercera coach es la cantante y compositora española Rosario, una artista gitana hija de la legendaria cantante Lola Flores. Rosario será muy española, muy gitana, muy hija de Lola Flores, lo que ustedes digan y manden pero para los escuincles nalgas miadas que concursan no es más que una perfecta desconocida, una viejita locochona con una muy buena mata y harta ondita.

Obvio que no pienso volver a hacer escala en este canal para ver La Voz Kids, no tengo necesidad de perder más horas de la que ya me robaron ayer con eso del cambio a horario de verano. Allá que lo vean los familiares de los críos y los fans de los coaches, yo prefiero enterrarme púas debajo de las uñas antes que volver a escuchar a esos insufribles enanos comportándose como todo menos como niños. Además no quiero ver en qué momento tiene que entrar el servicio médico a resucitar a tata Emmanuel porque parece que muy pronto morirá en escena de aburrimiento. Creo que la otra opción para los que no tienen la bendición de tener televisión de paga es Master Chef (versión escuincles), así que les deseo suerte y ánimas que no pierdan muchas neuronas en esa masoquista aventura.


Coach 1.- Maluma.

Coaches 2.- Tata Emmanuel y tata Mijares.
 
Coach 3.- Rosario.


Por cierto, dónde quedó Juanito Farías el del viejo caballo de palo; o Lorenzo Antonio con aquello de la mano izquierda va adelante y la derecha para atrás; o Katy la de la risa de la vocales... esos niños sí que tenían talento. Naaa, mentira, tampoco tenían, pero eran otros tiempos, tiempos en los no había otra opción que no fuera el nefasto canal 2. 



Otro día con más calmita… nos leemos.