lunes, 27 de febrero de 2017

OSCARS 2017, la minireseña.




Consummatum est… o como diría mi ídolo Cantinflas: “¿Consomé de qué?”. Así es, ayer finalmente y luego de una larga y emocionante espera, al menos para mí, se repartieron los premios Oscar, y como diría una comadrita: “El que alcanzó, alcanzó, y el que no… pus no”.

Bueno pues déjenme contarles que ayer estuve aplastado más de seis horas frente al televisor a riesgo de sufrir una tremenda embolia en las nalgas, pero yo, estoico, me aguanté como los machos.

Es evidente que solo los caballeros con un alto grado de “escandalasisidad” disfrutamos de lo que viene siendo la Red Carpet (Alfombra Roja) del Oscar, y es que a mí me chifla ver desfilar a todas las celebridades luciendo sus garritas y sus abalorios a todo lo que dan. Que si el vestido de Chalenel, que si el traje de Macazaga, que si las perlas de la virgen, todos muy guapos y prendidos para el evento cinematográfico del año. Tan solo ver desfilar por la alfombra roja a mi novia Scarlett Johansson hizo que valiera la pena el riesgo de perder una nalga víctima de la gangrena por aplastamiento.

La ceremonia me pareció muy buena, desde Billy Crystal no había visto un conductor que me hiciera pasarla tan bien como lo hizo ayer Jimmy Kimmel, creo que ni Ernesto Laguardia lo hubiera hecho tan bien (sarcasmo a domicilio). Ver toda la noche a Jimmy Kimmel aplicándole un bonito bullying a Jason Bourne (Matt Demon) me divirtió mucho.


Jimmy Kimmel condujo la ceremonia estupendamente.


La ocurrencia de los dulces cayendo de las alturas me pareció “buena puntada”, como diría mi madre. Más “buena puntada” lo que hicieron con los turistas al hacerlos desfilar por el Dolby Theatre. Sí, ya sé, para muchos eso estaba más que preparado pero aunque fuera así me pareció una genial idea, y si me permiten a mí me gusta pensar que en verdad eran turistas a los cuales les cumplieron el sueño de su vida. Sí, todavía creo en Santa Claus… ¡¿yyy?!

Me encantó ver a Shirley MacLaine en el escenario, tengan en cuenta que yo soy un profundo adorador del cine de Hollywood y ella indudablemente es una pieza fundamental de ese cine. Además una de mis películas favoritas pa’ chillar a gusto es “Terms of Endearment” (La Fuerza del Cariño), ¿se acuerdan? Esta película de 1983 MacLaine la estelarizó a lado del gran Jack Nicholson al cual por cierto se le extraña mucho en las ceremonias del Oscar.

Y hablando de extrañar, cada vez resulta más difícil ver la sala llena de estrellas de Hollywood. Hoy en día son puras caras nuevas, irreconocibles para aquellos que no vean cine actual. Dónde carajos quedaron actores como: Tom Hanks, Al Pacino, Robert De Niro, Dustin Hoffman, Tom Cruise, John Travolta, Anthony Hopkins, Sean Penn (que aunque me cague es un gran actor)… O actrices como: Julia Roberts, Kate Winslet, Jodie Foster, Cate Blanchett, Sharon Stone, Uma Thurman, Michelle Pfeiffer, Glen Close, Demi Moore, Lucia Méndez (just kidding)… Si, ok, es cierto que no todos estos actores son buenos actores pero sí son estrellas de Hollywood, de esas que vestían la ceremonia y que todo mundo quería ver sentadas ahí aunque fuera como objetos decorativos. También hacen falta los grandes directores, los de siempre: Martin Scorsese, Robert Zemeckis, James Cameron, Ridley Scott, Steven Spielberg, Quentin Tarantino, Eugenio Derbez (de nuevo, just kidding). En fin, estas caras ya no se suelen ver por allí y en verdad se les echa de menos.

Regresando a lo que vimos ayer y entrando en materia, creo que la ceremonia estuvo llena de sorpresas, y si no me creen nomás pregúntenle a los de “La La Land”. Creo que mis predicciones no estuvieron tan equivocadas. Dije que la Mejor Fotografía sería para Linus Sandgren de “La La Land”, y sí. Dije que el premio a Mejor Director sería para Damien Chazelle por “La La Land”, y sí. Dije que el Oscar a Mejor Actriz de Reparto sería para Viola Davis, y sí. Dije que el premio a Mejor Actriz sería para Emma Stone, y sí. Dije que el Oscar para Mejor Actor sería para Casey Affleck, y sí. Donde sí la pasé a cajetear fue con el premio a Mejor Actor de Reparto ya que yo apostaba por Michael Shannon de “Nocturnal Animals” (película que a mí juicio fue la menos valorada) y el premio finalmente se lo llevó Mahershala Ali por su trabajo en “Moonlight”. Y donde sí la regué olímpicamente fue con el premio a Mejor Película ya que dije que sería para “La La Land” aunque mi deseo era que se lo dieran a “Manchester By The Sea”, pero ¡niguas!, ni una ni otra, se lo dieron a “Moonlight” luego de tremendo oso.


Mi actor favorito de este años, Casey Affleck, se llevo el Oscar a
Mejor Actor.

Viola Davis es la mejor actriz de color hoy por hoy, se llevó el Oscar a
Mejor Actriz de Reparto. Su discurso fue harto emotivo.

El Oscar más "cantado" fue para Emma Stone y creo que sí se lo merecía.

Damien Chazelle se convirtió en el director más joven en ganar un Oscar,
lo hizo por "La La Land". Creo que también fue bien merecido.

Estos son los actores que se llevaron su Oscar: Mahershala Ali, Emma
Stone, Viola Davis y Casey Affleck. Muy buenos todos.


Como seguramente ya todos se enteraron hubo un grave error a la hora de entregar el sobre donde venía el nombre de la película ganadora lo que hizo que la producción de “La La Land" subiera por su premio para luego decirles “que dice mi mamá que siempre no”. Así, al estilo Miss Universo me batearon a los chicuelos del musical para darle el premio a los morenazos de “Moonlight”. Esto pasará a la historia como una manchadez… hasta yo que no quería que ganara “La La Land” sentí gacho por ellos.


Warren Beatty tratando de explicar que no fue su culpa, que a él le
entregaron el sobre equivocado. ¡Gran oso!


En fin, la entrega me encantó y espero que Jimmy Kimmel vuelva a conducir los Oscars porque creo que lo hizo muy bien. Ojalá pronto regresen las caras conocidas, más les vale que se pongan a chambear duro porque las nuevas generaciones de atores y directores me los están desplazando cañón. Ánimas también que pronto volvamos a ver por allí a los directores y actores mexicanos, estoy convencido que sí porque talento hay, y bien.

Bueno pues estos fueron los Oscars 2017, ahora solo me resta decir que… ¡ya falta menos para los 2018! A esperar señores.


Otro día con más calmita… nos leemos. 

1 comentario:

Gina dijo...

Excelente tu cronica, muy divertida como siempre. Espero que tu retiro solo sea de facebook y que sigas publicando aqui. Un abrzo.