jueves, 16 de febrero de 2017

"LA LA LAND", la reseña.




Quién carajos soy yo para decir si una película es buena o es mala, eso se lo dejo a los expertos en cine. Lo mío no es más que un gusto por ir al cine a ver películas. Lo que es cierto es que a lo largo de mi vida ya he visto muchas películas lo que me permite, eso sí, tener muy claro cuando una película me gusta y cuando no. Y es que así es el cine, cuestión de gustos. Dicho lo anterior aquí está mi opinión (muy personal) de “La La Land”.

Para estas alturas del kilométrico preestreno de “La La Land” seguramente ya medio mundo vio la película. Unos han opinado que es una obra de arte y otros más que es una película sobrevalorada bastante aburrida y “X”. Y eso está bien porque como les digo es cuestión de gustos. Yo como nunca me he dejado influenciar por opiniones, por más que las respete, siempre he preferido ver las películas antes de decidir qué opinión comparto y cuál no. Y si me permiten darles un consejo hagan ustedes lo mismo, véanla y opinen por ustedes mismos, no se dejen llevar por ninguna crítica o reseña.

Yo soy un gran amante de los musicales, de los clásicos, de los de antes, y también de los recientes. No sé si es mi espíritu jotito el que hace que me chifle este género o es que yo crecí viendo musicales en casa. Mi madre tuvo la suerte de ver todos los grandes musicales en los cines, al tiempo que se estrenaban, así que ella influyó mucho para que yo los conociera y me enamorara de ellos. Gracias a ella conocí a Fred Astaire y Ginger Rogers, a Gene Kelly y Donald O’Connor, a Esther Williams, Shirley Temple, Judy Garland, Leslie Caron, Jane Powell, Cid Charisse, Vera-Ellen y Debbie Reynolds, y también a las grandes Liza Minnelli, Barbra Streisand y Julie Andrews. Lo mismo me encantó “Siete Novias Para Siete Hermanos” que “Chicago”, o “Mi Bella Dama” que “El Show de Terror de Rocky”, o “Amor Sin Barreras” que “Xanadú”, o “Un Americano En Paris” que “Mamma Mia!”, o “El Mago de Oz” que “Vaselina”, o “Cantando Bajo La Lluvia” que “Cabaret”, o “Sombrero de Copa” que “Hair”, o “Mary Poppins” que “La Novicia Rebelde”, o “Hello Dolly” que “Moulin Rouge”… En fin, que si es musical yo la veo porque de seguro algo, por lo menos algo, va a ser rescatable y seguro me va a gustar. Por eso yo sabía que “La La Land” no me iba a fallar, mi instinto me lo decía, y como siempre ocurre con mi instinto… tenía razón.

Si eres amante de los musicales como yo lo primero que vas encontrar en “La La Land” son muchos “guiños” que sutilmente te remiten a esas grandes películas de las que he hablado. Por supuesto que no se trata de un musical clásico como aquellos que se hicieron en las décadas de los cuarentas o cincuentas, no. “La La Land” es un musical contemporáneo pero con la esencia y el encanto de aquellos. Tiene los dos elementos fundamentales de un buen musical: una gran historia de amor y claro, música, mucha y muy bella música.  Las coreografías obvio que no son ni pretenden ser como las de Fred Astaire y Ginger Rogers, sin embargo están muy bien logradas. Parte del encanto de la película es que uno sabe que los protagonistas son dos grandes actores cuya especialidad no son los musicales, luego entonces el esfuerzo y el profesionalismo se agradecen. Creo que por esa misma razón mi película favorita de Woody Allen es “Everyone Says I Love You” (1996), y es que ver cantar y bailar Edward Norton me parece sensacional, solo por dar un ejemplo. Ojo, dije que era la película de Woody Allen que más me gusta, no la mejor.

El muy joven director de esta película ya no le tiene que demostrar a nadie que tiene talento porque ya lo hizo hace dos años cuando dirigió “Whiplash”, película que ganó tres de sus cinco nominaciones al Oscar. Parece que el director Damien Chazelle es un amante de la música porque ambas películas giran en torno a ella, espero que  no se aparte de esta línea porque al menos yo disfruté mucho ambas cintas.

Los protagonistas de “La La Land” están estupendos. El talento de Emma Stone y Ryan Gosling no están en tela de juicio pero creo que la dirección sacó lo mejor de ambos, especialmente de Emma Stone que está sublime. Creo que Emma Stone con el tiempo será  el digno relevo de Meryl Streep y Cate Blanchett. Sé que suena muy aventurado decirlo pero me arriesgo.

La película está nominada nada más a ¡14 Oscars! Creo que son todas las posibles nominaciones para una película, bueno casi. Entre las nominaciones al Oscar más importantes están: Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Director, Mejor Guion Original, Mejor Fotografía y otras ocho nominaciones más. Yo no podría dar mi opinión de cuáles categorías va a ganar porque no he visto aun el total de las películas nominadas pero como están las cosas segurito que aquí también va a arrasar con las estatuillas. Francamente a mí me daría gusto que se llevara el premio a Mejor Película porque, aunque repito que no he visto aun todas las películas, el hecho de que "La La Land" ganara sería un aliciente para que se sigan haciendo musicales o por lo menos para que los productores se salgan de la comodidad de las fórmulas ya probadas, o sea de los grandes dramones, de esos con harto llanto, lagrimeo y moco de burbuja. Solo espero que los miembros de la Academia no se vayan por lo políticamente correcto solo por quedar bien, sobre todo ahora que hay mucha película de "morenazos".

En fin, gane o no gane estatuillas, esta película a mí ya me encantó y ya lo demás es lo de menos. Por cierto, cuando fui a verla al cine, delante de mí había un par de estúpidos que se la pasaron viendo su teléfono, al parecer para ellos estaba más interesante su “face” que la película. Afortunadamente Dios en su infinita grandeza y majestuosidad creó para ellos a Omar Chaparro, Eugenio Derbez y a Luis Gerardo Méndez, para que vieran su cine de “altura” y no se aburrieran. Entonces yo me pregunto ¡¿Por qué carajos esos peladazos no se van mejor a ver sus películas “retedivertidas” y dejan en paz a los que sí queremos ver este tipo de cine?! Digo, nomás es una duda.

Bueno queridos lectores disculpen que me haya extendido tanto con este aborto de reseña pero es que como les dije a mí me chiflan los musicales, es más si pudiera yo viviría dentro de un musical. Yo creo que es por la jotita cantadora y bailadora que llevo dentro… ¡Qué escándalaaa!

Por último, si aun no la han visto háganme el favor de ir a verla a la voz de ¡ya! No dejen que otros los desanimen, no vayan predispuestos, vayan, siéntense y déjense llevar por la música y la bonita historia de amors. Y no olviden contarme qué les pareció. 


Ryan Gosling nominado al Oscar como Mejor Actor.

Emma Stone nominada al Oscar como Mejor Actriz.

Ryan y Emma hicieron una gran pareja.

John Legend y Ryan Gosling haciendo música en la película.

Las coreografías están muy bien logradas.

Este es uno de esos "guiños" a los que me refiero que nos remiten a
otros grandes musicales como "Singin' in the Rain". 




Otro día con más calmita… nos leemos. 


2 comentarios:

Caballero Jaguar dijo...

No cabe duda que en gustos se rompen géneros, me encanta tu amor y pasión por los musicales. En mí, hay un cromosoma digno del más pelado de los pelados y no me gusta nadita este genero. Y "pior" desde que vi la pelea de pandillas en Amor sin barreras. Jajaja. Ni modo, me gana el C.P.

Anónimo dijo...

Me encanto la reseña, dices que no eres un experto pero sabes mucho de cine. A mi me encanto y tal como a ti poco me importa lo que opinen los demas. Saludos Sr. Said