lunes, 22 de julio de 2013

10 Datos Inútiles que no necesitan saber de mí




Tome nota, la siguiente información no le va a servir absolutamente de nada. Ahora bien, si no tiene otra cosa mejor que hacer, entonces debería de considerar seriamente el inmolarse en el Zócalo al más puro estilo bonzo. En fin, allá usted si la lee.


  1. Soy un trinche amante de los trenes. Para mí no hay nada más romántico, incluso erótico, que viajar y dormir en la cabina de un tren. Y es que despertar con tu pareja, deslizar la corredera de la ventana y dejarte sorprender por el paisaje, cualquiera que este sea, es algo que sencillamente no tiene precio.
  2. Mi principal cualidad está muy ligada a mi principal defecto. Por un lado creo, más bien estoy convencido, que la principal virtud que debe de tener el ser humano es la gratitud. Yo soy sumamente agradecido y nunca olvido a las personas que han sido generosas conmigo, generosas en todos los sentidos. Por otro lado, soy extremadamente rencoroso, y de igual forma, nunca olvido cuando una persona me ha fallado, cuando no ha correspondido a la lealtad que yo le he ofrecido, cuando me ha traicionado. Por eso, yo ni perdono ni olvido, eso se lo dejo a Dios y al Alzheimer.
  3. Le tengo tanto miedo al dentista que soy un obsesivo en lo que respecta al cuidado de mis dientes. Uso todos los productos del mundo para la higiene bucal y me cepillo mucho más de lo necesario. Mi dentista, hasta hace poco, era el mismo que me vio desde que yo nací, siempre me trató como si fuera su hijo y jamás me lastimó. Ahora que él ya se retiró, tomé la nada sabia decisión de no volver a ir jamás al dentista... ánimas que no me arrepienta.
  4. Me encantan tanto mis recuerdos que la gente piensa que vivo en el pasado, no saben, o no se dan cuenta, que uno no es más que lo que ha vivido, que uno no es sino un cúmulo de experiencias, o sea, de recuerdos. Pero también me importa mi presente, y me importa mucho porque es en mi presente en donde se crean mis recuerdos del mañana, los mejores, los que yo mismo construyo.
  5. Yo aprendí a manejar a la ya avanzada edad de ¡ocho años! Fue en la carretera que va de la ciudad de Chihuahua al aeropuerto General Roberto Fierro Villalobos. El maestro fue mi padre y el auto fue un legendario Volkswagen Safari modelo ’75.  Todo fue parte de una broma que le jugamos a mi madre y a mi abuela las cuales casi murieron del susto cuando mi padre, fingiendo una descompostura, se bajó del auto, yo tomé su lugar y arranqué, dándoles un inolvidable paseo por la carretera a mis asustadas pasajeras.
  6. Soy un experto en dar masajes tántricos y de relajación, desgraciadamente mi ética profesional es sumamente cuestionable. Todo empieza muy bien, se crea un ambiente y una atmósfera propicia, mis manos y brazos, junto con los aceites, comienzan a hacer su magia, pero de pronto… ¡tómala barbón!, terminamos compartiendo calambres múltiples tanto masajeada como masajeador. Afortunadamente en toda mi carrera como masajista profesional no ha habido demandas y sí buenas propinas (mentira). Por eso mis habilidades como masajista solo han sido compartidas con mis ex parejas… digo, más vale, no vaya a ser.
  7. Si vuestra intención es la de envenenarme y queréis tener éxito en dicha empresa, favor de usar como cebo los siguientes productos: pistaches, nueces de la india, jamón bellotero, ostiones ahumados, chicharrón, barbacoa, galletas con nuez y chocolate, cajeta, profiteroles, mazapanes, mejillones, salmón, queso brie o camembert, taco al pastor y tarta sacher, os aseguro que no fallarais en vuestro intento.
  8. Reacciones secundarias luego de hacer el amor: romanticismo exacerbado, deseos incontenibles de la fusión de dos en un abrazo, hambre y sed, ganas de cantar arias de ópera, pensamientos difusos que irremediablemente convergen en ella, declaraciones abiertas y descaradas por medio de la mirada, inhalaciones profundas de amor y sexo… y por último, sensación y deseos recurrentes de volver a empezar.
  9. Me encanta la pureza de las cosas. Los olores no disfrazados, los sabores naturales. Por ejemplo me gusta el café solo, sin azúcar, o el whisky solo o con agua, o el tequila directo sin ninguna mezcla. A la fruta no le pongo limón, ni sal, menos chile. Las fresas con crema son muy ricas, pero yo prefiero morderlas directamente. El rostro de una mujer con poco maquillaje es bello, pero sin maquillaje ¡es hermoso! Cualquier imperfección es parte de ella, no hay porque disimularlas. La música sin aparatos electrónicos ni amplificadores de por medio es la mejor, por eso me gustan los conciertos sinfónicos y operísticos en donde no existe nada que se interponga entre el instrumento, la voz y mi oído. En fin, creo que ya quedó claro que me gusta todo al natural, sobra decirles mi opinión acerca del condón y la nueva tendencia en “depilación”.
  10. Son padres las fiestas y las reuniones con muchas personas, pero yo prefiero la compañía de una sola persona. Me gusta tener toda la atención de la otra persona así como brindarle igual la mía. Los mejores momentos los paso con alguien y no con algunos. Me gusta darle gusto a las personas, y es más fácil darle gusto a una sola persona que a muchas. Por todo ello es más fácil que me vean siempre acompañado de una persona y no de muchas. 



Bueno, después de haberse tomado el tiempo de leer esta información les informo, por si aun lo dudaban, que no son más sabios, ni más cultos, ni más listos, simplemente… más viejos. De cualquier modo, gracias por perder parte de su vida leyendo esto.


Otro día con más calmita… nos leemos.  

viernes, 19 de julio de 2013

Frases Jotitas 45

“Tenemos que amar el presente, yo siempre lo hago, y cómo no lo voy a hacer si en el presente es donde está tu recuerdo”.

- said -

miércoles, 10 de julio de 2013

Frases Jotitas 44

"Lo mejor está por llegar... no, no eres tú, lo siento, tampoco soy yo, eso menos, somos los dos, los mejores y los más grandes creadores de recuerdos".

- said -