sábado, 23 de junio de 2012

Frase Cele bral 24




Siempre supe que la creatividad necesitaba dormir, ahora sé que también necesita alimentarse y a veces, incluso, realizar el escatológico acto de desechar lo que no sirve.

- said -  

Frases Jotitas 32


Y al final de todo, uno solo es lo que es, un montón de recuerdos que viajan en la sangre.

- said - 

Frases Jotitas 31


Lo triste, lo realmente triste, no es sentirse solo, es creerse solo.

- said -

domingo, 17 de junio de 2012

El Top Ten Musical de Said


El otro día mientras platicaba con mi melómana hija acerca de los conciertos en los que he tenido la suerte de estar surgió la irremediable pregunta de cuál había sido el concierto de mi vida. Así comenzó un agradable ejercicio de memoria en el que repasé, uno por uno, todos los conciertos a los que he asistido a lo largo de los años. Por su puesto que cada uno ha sido muy especial para mí, y digo especial, porque la única condición que siempre he puesto para asistir a un concierto, es que me guste el artista. Nunca me ha importado el genero musical al cual pertenezca, el foro donde se presente, la mucha o poca importancia que pueda tener, es más, ni siquiera me importa su calidad artística, la única condición y lo único que realmente me importa, es que me guste y punto. Muchas personas afirman que solo hay dos tipos de música: “la buena y la mala”; yo me declaro incompetente para juzgar cual es la música buena y cual es la mala, por eso para mí existe una clasificación distinta y menos pretenciosa, y esta es: “la música que me gusta y la que no”.

Bueno, pues mientas buscaba cual había sido el concierto de mi vida y luego darme cuenta de lo difícil que es poder llegar a una conclusión como esa, decidí mejor escoger mis 10 conciertos preferidos, como quien dice, mi Top Ten de conciertos. Por cierto, yo pensé que iba a ser más difícil decidir, de entre todos, cuales eran mis 10 conciertos favoritos, pero no lo fue tanto. Y es que al momento de decidir intervinieron muchos factores, la mayoría ajenos al propio concierto, que me ayudaron a llegar a la lista final. Factores como: la compañía con la cual había asistido al concierto, el momento emocional en el que me encontraba, la dificultad para conseguir los boletos, etc. fueron los que me facilitaron la tarea de escoger mis 10 conciertos favoritos. Quizás la parte más difícil fue determinar cual debía de ocupar el primero lugar, no estaba seguro si ese honroso lugar lo debería de ocupar Luciano Pavarotti o Paul McCartney, pero al final y luego de pensarlo bien, lo tuve claro y la decisión fue muy fácil.

Así quedó finalmente el “Top Ten Musical de Said”:





Como habrán visto, el primer lugar finalmente no lo ocupó ni Pavarotti ni McCartney, el primer lugar quedó vacante y reservado para el que sin duda será EL CONCIERTO DE MI VIDA. Es cierto, por lo menos en esta vida ese concierto ya no se podrá dar, pero yo, muy en el fondo, sé muy bien que algún día estaré frente a él coreando todas y cada una de sus canciones, porque como él bien dice: Friends will be friends!




Otro día con más calmita... nos leemos. 

miércoles, 13 de junio de 2012

Mi Hija, Yo y la Música



Hola amor, hoy quería decirte que me encanta y me hace muy feliz el hecho de que compartamos los mismo gustos musicales, de que seas toda una erudita y experta en lo que respecta a Paul y los Beatles, y de que podamos estar juntos cantando como locos en los mismos conciertos de esos artistas que tanto nos chiflan. Pero también quiero recordarte, que en el mundo de la música siempre hay mil cosas nuevas por descubrir, por eso siempre debemos de darnos un tiempo para escuchar algo diferente a lo que nos apasiona, ya sabes, en una de esas y descubrimos una nueva pasión, y de ser así, pues entonces seremos todavía más felices escuchando música.

De vez en cuando debes de cambiar radicalmente tus gustos, dejar descansar eso que tanto te encanta y darle una oportunidad a otro tipo de música; prueba con jazz, ópera, clásica, zarzuela, salsa, new age, o lo que quieras y se te ocurra, solo dale de vez en cuando 30 minutitos de tu tiempo a este tipo de música y verás que pronto disfrutaras cada genero casi tan intensamente como disfrutas de tus consentidos.

Te digo esto porque en cuando escucho algo que me hace muy feliz, en seguida pienso en ti, pienso en lo feliz que sería teniéndote en ese momento a mi lado para compartir esos maravillosos momentos musicales. Es más, creo que deberíamos de "recetarnos" de vez en cuando, unas buenas dosis de música compartida, a veces propuesta por ti y a veces propuesta por mí, en verdad creo que sería muy padre.

Dicen que: "en la variedad está el gusto", y yo estoy de acuerdo con eso, y es que en la medida que conoces más cosas aprendes a valorar a cada una de ellas en lo individual, y esto aplica en la comida, en la música, en el arte, y también y sobre todo, en las personas. En la medida que aprendas a escuchar a diferentes personas, y digo a escucharlas y no solo a oirlas, verás como se transforma tu manera de pensar, veras como tendrás una visión más amplia de las cosas y de los temas que te rodean. Aprende a escuchar y veras que no te miento. Y ya sabes, como siempre te digo, nunca le entregues tu mente a nadie, a nadie, ni a tu padre, ni a tu madre, ni a tu pareja, ni a nadie, piensa siempre por ti, apoyada claro, en lo que aprendas de todas esas personas a las que has sabido escuchar a lo largo de tu vida.

Bueno amor, regresando a la música, recuerda, de vez en cuando es sano desintoxicarnos un poco de nuestros gustos ya comprobados experimentando con otros nuevos, verás como pronto y sin darte cuenta, habrás enriquecido tus "pasiones" musicales, cosa que te hará muy feliz... te lo prometo.


Te amo hija.

martes, 12 de junio de 2012

Burger King, son para la broma, para el amigo...




- Mire caballero, lleve su hamburguesa, son al carbón, son para la broma, son para el amigo, lleve su Mugrer King -. Y ahí voy yo de wuey a comprar mi Whopper Jr. al Burger King de Tlalpan… ¡y que me estafan!

Así es amigo lector, la semana pasada respondiendo al siempre enérgico llamado de mi tripa, decidí hacer una escala en el Burger King que se encuentra a un costado del metro Ermita para probar una de sus famosas hamburguesas sin imaginar que iba a ser victima de "la más grande estafa" jamás cometida en perjuicio de mi hambriento estómago. Les cuento lo que me pasó:

 Al llegar al mostrador, una rolliza criatura me pregunta qué voy a querer, yo, luego de pensarlo un rato (tres segundos para ser exactos), me decido por una de sus famosas hamburguesas Whopper Jr., unas papas y mi chesco. Luego de caerme con la lana, espero paciente a un lado del mostrador a que me preparen tremendo manjar (¿pos no que era comida rápida?). Finalmente, obtengo una charola con mis viandas ya listas para ser jambadas por este su servidor. Luego de llegar hasta una de las mesas, y luego de mancharme la manga de mi camisa con restos de catsup que seguramente dejó el anterior comensal, procedo a preparar mis alimentos como Dios manda. Al abrir el pan de mi dichosa hamburguesa Whopper para ponerle un poco de catsup y mostaza, la verdad es que no daba crédito con lo que me encontré, o más bien, con lo que NO me encontré… ¡la carne!


Díganme ustedes si no es una mentada de madre el tamaño de esta hamburguesa
de Burger King... la famosa Whopper Jr. Si usted encuentra la carne, felicidades,
¡tiene usted una vista privilegiada!


Ahí, en un rinconcito del pan, escondidita, tímida y agazapada, apenas se asomaba un minitrocito de hamburguesa, algo que parecía, más que una hamburguesa de carne, una galleta María quemada. Quizás a eso le llamen hamburguesa los de Burger King, yo le llamo “mentada de madre en forma de hamburguesa”. Por su puesto que no pienso regresar jamás a Burger King, me choca que me vean la cara de hamburguesa (o sea de buey). Mientras existan más opciones en este bonito país, juro que no volveré a comer una hamburguesa Burger King en toda mi vida, es más ¡ni aunque me la regalen! Allá ustedes si se animan.


Otro día con más calmita… nos leemos.