jueves, 26 de mayo de 2011

Tarea: Asi es mi hija...




Son las diez y media de la noche, estoy terminando de organizar unos papeles cuando veo venir a mi hija. Llega hasta donde estoy, me toma del pelo como siempre, me da un pequeño jalón, jalón que significa para ella una caricia, un cariño, y luego, espera a que yo reaccione. Cuando vuelvo la vista y la miro, ella aprovecha para usar una de sus tramposas miradas, de esas que tienen propiedades ablandadoras del corazón. Finalmente y luego de confirmar que la mirada ya hizo efecto, me dice: - Oye pa’, se me estaba olvidando, mi maestra nos pidió de tarea que nos describiera uno de nuestros padres -, - ¿Cómo que te describiera? -, - Sí, tienes que decir cómo soy -, - ¡Ah! pues eres una irresponsable, mira la hora que es y apenas te acuerdas de la tarea -, - ¡Ya pa’!, ayúdame “plis” -.

Si hubiera sido al revés, si ella hubiera tenido que describir como es su papá, seguramente habría sido más fácil. Con tan solo poner “Mi papá es un papá cuervo” hubiera sido suficiente. Y es que yo, como la mayoría de los padres, creemos, pensamos e incluso estamos convencidos, que nuestros hijos son los mejores del mundo… ¡Somos papás cuervos!

Y lo dicho, en cuanto me puse frente a la computadora para intentar describir cómo es mi hija, no se me ocurrió nada más que esto…


Así es mi hija…

Mi hija es una persona que sabe hacer sentir orgullosos a sus padres. Es sumamente inteligente y madura para su edad. Tiene un carácter fuerte pero lo sabe controlar y le saca provecho cuando es necesario. También puede ser muy tierna. Es una persona de sentimientos buenos que se involucra inmediatamente con las demás personas con el fin de ayudarlas en lo posible. Está siempre preocupada por lo que pasa en su entorno. Tiene una fuerte conciencia ecológica y le gusta pensar que está en sus manos el hacer de este mundo algo mejor. En ocasiones es introvertida, pero eso no me preocupa, sé que le gusta estar a solas consigo misma para pensar y madurar, para crecer. Le encantan todas las expresiones artísticas, en especial la pintura y la música. Es fanática de Frida Kahlo. Lo más importante a mi parecer, es que siempre está deseosa de aprender cosas nuevas. Le encanta ir a los museos y escuchar a los mayores, sabe que siempre tienen algo interesante que decir. Claro que mi hija también tiene muchos defectos, pero a lado de sus cualidades y virtudes estos son mínimos. Por último podría decir que mi hija tiene un padre, un padre sumamente afortunado y feliz, y todo por el simple hecho... de tenerla.


A mi hija, como a la mayoría de las adolescentes, les encanta decir “te quiero”, claro, a los amigos y a los novios, casi nunca a los papás. Sin embargo, hoy mi hija andaba generosa y magnánima y decidió que me merecía un “te quiero”, y yo… yo feliz.


Otro día con más calmita… nos leemos.