viernes, 8 de mayo de 2015

La Casa Azul, la casa del amor.




Al fin hice las paces con el Museo Frida Kahlo… aunque por poco y no. Y es que entre el Museo Frida Kahlo y yo hay una historia de amor y desamor, de entuertos y muinas, de querencias mal realizadas y de pasiones encontradas.

Resulta que siempre me pareció absurdo el hecho de que yo por azares del destino haya podido atravesar el Atlántico para llegar hasta Amsterdan y así poder visitar sin ningún problema la casa y el estudio de uno de mis pintores favoritos mientras que en mi propio país nunca tuve la misma grata experiencia al visitar la Casa Azul de Friducha. En el museo Casa de Rembrandt pude hacer mis fotos sin ningún problema (con las naturales y obvias precauciones de no usar flash), en cambio en el Museo de Frida Kahlo siempre me lo impidieron o me pusieron mil trabas. Además, el costo del museo siempre me pareció un exceso si lo comparamos con el resto de los museos de la Ciudad de México que incluso destinan un día de la semana para dar acceso gratuito al respetable. Pero en fin, el amor de mi hija por la vida y obra de Frida Kahlo y el mío por la del gran Diego Rivera me hizo darle una tercera oportunidad (ya en dos ocasiones anteriores había estado ahí) así que decidí visitarlo aprovechando que mi hija no tenía clases.

La invitación para visitar el Museo Frida Kahlo la tuve que hacer extensiva a mi Sacrosanta madre que es amante de los museos, de todos, se conoce los más importantes del mundo y para ella no hay museo pequeño, y tiene razón. Bajo amenaza de muerte las conminé, a mi hija Frida y a mi Sacrosanta, a que estuvieran puntuales previendo que por ser un día de asueto podría haber mucha gente. Por supuesto que no estuvieron a tiempo, ni mi puberta hija ni mi anciana madre, y si he de ser sincero, yo tampoco. Pero bueno, así son mis mujeres y así soy yo, como los grandes “nunca llegamos temprano ni tarde, siempre llegamos cuando llegamos, y punto”.

Estacionarme fue fácil, eso levantó un poco mi pesimista estado de ánimo y cambio mi actitud de negativa a positiva. Pero poco me duró el gusto, al dar la vuelta a la esquina descubrí en la entrada al museo tremenda fila que parecía no tener final. De inmediato mi carácter explosivo tipo anarquistas se activó y comencé a refunfuñar; mis domadora que ya me conocen y son harto inteligentes hicieron lo posible por tranquilizarme, cosa que lograron.

Resignados caminamos hasta el final de la fila y procedimos a esperar pacientes bajo los rayos del sol. Mientras estaba parado ahí qué más podía hacer sino criticar a los seres vertebrados que tenía a mi alrededor. Me preguntaba qué hacían ahí, me preguntaba si realmente conocían la obra de Frida, si alguna vez habían visitado el Museo de Dolores Olmedo o el Museo de Arte Moderno para ver alguna pintura de Frida. Incluso llegué a sugerir que para ingresar al museo deberían de hacer  una examen de conocimientos básicos de Frida Kahlo para así ganarse el derecho a ocupar el espacio ahí adentro y no estorbar a los que realmente están interesados en conocer cómo vivían esos dos grandes maestros de la pintura. Obvio, mis mujeres al escuchar mi genial ocurrencia solo atinaron a decirme casi a coro – Estas pendejo, cómo crees -, bueno la que lo dijo fue mi madre pero mi hija la acompañó y apoyó con tremenda carcajada. Y si, ahora que lo pienso mi madre tenía razón, fue una sugerencia bastante estúpida pero en mi defensa he de decir que el sol estaba canijo y pudo haber hecho mella en mi siempre ocurrente cabecita.


La fila interminable para entrar al museo.


La espera fue de aproximadamente 30 minutos, espera que me permitió seguir reflexionando sobre el por qué carajos las personas llevan niños de brazos a los museos; pero bueno, basta de criticar que no fui a eso, o al menos no solo a eso. Ya en la taquilla saqué las identificaciones necesarias para los respectivos descuentos, la mía que me acreditaba como miembro honorario de este país, la de mi puberta hija que la acreditaba como estudiante cuasi sobresaliente y la de mi Sacrosanta que la acreditaba como ciruelita octogenaria en plenitud. Por otro lado yo ya iba preparado a desembolsar $60 pesos extras para comprar, ahora sí, mi permiso para tomar fotos dentro del museo y no solo en los jardines. La verdad es que yo no sé por qué le dicen “permiso” si de permiso no tienen nada, es un simple boleto que se compra y ya (no cabe duda que lo que les importaba era el varo y no cuidar la integridad de las obras como argumentaban antes).

La carita de emoción que puso mi hija al cruzar la puerta del museo hizo que desde ese momento valiera la pena la visita. A ella ya la había llevado hace algunos años pero aun estaba muy chica para disfrutar como se debe la visita, además en aquel entonces comenzaba apenas a conocer la vida y obra de Frida, hoy en cambio es toda una experta. Yo por mi parte igual me emocioné en cuanto entré a la primera sala y descubrí algunas obras de Frida, cosa que honestamente no recordaba, según yo casi no había obra de Frida y Diego en el Museo, pero como digo, me emocionó ver que estaba equivocado. Por otro lado mi madre que no tendrá ya buena memoria pero sí harta sensibilidad, comenzó a hacer el recorrido admirando cada una de las pinturas ahí expuestas. He de decir que mi madre se ha leído varias biografías de Frida y especialmente de Diego así que estaba bien enterada de lo que estaba viendo.

Llegamos a una parte del museo en que el acceso estaba cerrado, creo que era la sala 5. Pensé que en ese espacio era en donde se encontraba el comedor, la cocina o alguna de las recamaras de la casa pero afortunadamente me informaron que no, que se trataba de una sala en donde se estaba preparando una exposición temporal. Seguimos las amables indicaciones que nos dieron y regresamos por donde veníamos para seguir con el recorrido. Luego de atravesar uno de los patios de la casa ingresamos a lo que otrora fuera el comedor, comedor bellamente decorado con artesanías, piezas prehispánicas, pinturas y demás cosas harto mexicanas que hacen de ese lugar un lugar propio del estilo de vida de Frida y Diego. Junto al comedor estaba el acceso a una de las recamaras, posiblemente una que ocupó en algún momento Digo ya que colgado en una pared estaba uno de sus overoles y un par de sombreros. Mi hija y mi madre se dieron vuelo posando para mis fotos y yo me di vuelo tomando fotos de aquel maravilloso espacio. Ahí mismo, a solo unos pasos, se encuentra la cocina, cocina igualmente decorada con harto motivo mexicano. La "estufa" es de las que funcionaban con leña, y aunque ya existían las estufas de gas se dice que a Frida le gustaba cocinar con leña como seguramente lo hacían cuando era pequeña. Me imagino que aquel lugar todo el tiempo estaba impregnado de olores mexicanos, el olor a mole, a epazote, a café de olla, a ajo y cebolla… La figura rolliza del gran Diego me indica que él era una amante de la comida, y la devoción y amor de Frida por él me hace suponer que constantemente ella le daba gusto con sus platillos y guisos favoritos.



Parte del comedor de la casa.

México presente en cada rincón.

La cocina en donde la pareja debió haber pasado mucho tiempo
comiendo y platicando con amigos.

Una de las recamaras de la casa que
seguramente uso Diego en algún
momento.



Seguimos el recorrido y luego de subir por una pequeña escalera de piedra llegamos al encantador estudio que le construyó Diego a Frida allá por los años 40s. Si no me equivoco el estudio se construyo en 1946 y Frida murió en 1954 así que seguramente mucha de su obra se realizó en este acogedor espacio. Contrario a lo que imaginé y a lo que había visto afuera del museo, adentro no se notaba tanto el gentío, de hecho los miles de mocosos que daban lata en la fila parecía que habían sido absorbidos por un portal mágico que los había transportado directamente a la tierra de Narnia, o la chingada, una de dos. Pude hacer mis fotos dentro del estudio sin ningún problema. Mi hija se tomo foto a lado de caballete de Frida, de su silla de ruedas, de sus pinceles y paletas de colores, y de su biblioteca por supuesto.


Las herramientas de trabajo de una artista.

El estudio que construyó Diego a Frida.

Así debió lucir este estudio allá por los años 40s y 50s.

El caballete que sirvió para crear arte.



Enseguida del estudio sigue un pequeño espacio que cuenta con una vista hacia el amplio jardín que estuvo destinado a la "cama de día” de Frida. Seguramente en esta cama pasaba la mayor parte del tiempo ya que además de tener una bonita vista estaba bien iluminada y ventilada. Se dice que fue justo en esa cama donde Frida murió el 13 de julio de 1954 a la corta, muy corta edad, de 47 años. La cama tiene en la parte superior un espejo que seguramente fue colocado ahí para que ella pudiera seguir haciendo sus autorretratos mientras ella estaba tendida sobre la cama. En la colcha blanca que cubre la cama descansa la máscara mortuoria de Friducha enmarcada por un chal muy mexicano. Enseguida a se encuentra la recamara de Frida con una cama idéntica a la “cama de día”. El lugar es pequeño y tiene algunos artículos que seguramente pertenecieron a la pareja, un librero, un tocadiscos, un escritorio (secreter), algunos otros muebles y accesorios, y por su puesto el tocador de Frida. Es justo ahí, sobre el tocador, donde se encuentra una urna de barro en forma de “sapo-rana” (como le decía Frida a Diego) en el que se dice descansan los restos de Frida Kahlo. Al respecto yo tengo mis dudas porque me parece increíble que la urna no tenga siquiera una placa que haga alusión al respecto, vaya ni siquiera existe una vela o una flor que pudieran indicar que ahí se encuentran las cenizas de la gran pintora mexicana. Tristemente para la mayoría de los visitantes la urna con los restos de Frida pasa completamente desapercibida. Conociendo el profundo amor que se profesaron toda la vida Diego y Frida creo que lo mejor hubiera sido que descansaran juntos, pero no, Diego se encuentra en la Rotonda de las Personas Ilustres dentro del Panteón Civil de Dolores y Frida aquí en su Casa Azul de Coyoacán… yo creo que habría que hacer algo al respecto, digo, por el bien del amor.


La Cama de Día donde se dice murió
Frida Kahlo.

Urna en la que se dice están depositados
los restos de Frida Kahlo.

Máscara mortuoria de Frida.



A estas alturas del bonito recorrido fue cuando mis acompañantes empezaron a dar lata, mi ciruelita comenzó a pedir a gritos un lugar pasa desaguar su vejiga mientras que mi puberta hija, todo lo contrario, pedía agua para saciar su sed y llenar su vejiga. Sin más remedio hicimos una parada técnica en los baños y posteriormente en el maravilloso jardín de la Casa Azul en donde nos rehidratamos con líquidos diversos (lástima, no había whiskol o cerveza para moi). Mientras departíamos alrededor de una mesa bajo el cobijo de la refrescante sombra de un árbol, mi hija que siempre está más enterada que yo me dijo que había una exposición ahí mismo con los vestidos de Frida. Ni tardo ni perezoso, bueno perezoso si, la mandé a investigar en dónde estaba dicha exposición. En lo que ella iba con mi encomienda yo aproveché para seguir reposando mi derrière en la cómoda silla al tiempo que mi Sacrosanta madre recordaba todo lo que había leído acerca de la vida de Frida y Diego en esa casa.


En el jardín de la Casa Azul.


Antes de que regresara mi hija yo aproveché para hacerle al Guillermo Kahlo tomando algunas imágenes de la casa y el jardín. Y en eso estaba cuando veo venir a mi bebota con tremenda sonrisa en su cara, sonrisa señal inequívoca del éxito de su búsqueda. Bien dicen que preguntando se llega a Roma, cuantimas a los vestidos de Frida. Al parecer el museo compró la propiedad contigua y ahí, en unos cuartos acondicionados armó la exposición de los vestidos, corsés y demás abalorios de la cejijunta pintora. Por cierto, eso que los que saben llaman la “museografía” en mi opinión falló porque los vestidos estaban muy amontonados y si a eso le sumamos la mala iluminación pues el resultado no era muy bueno ya que no se podían apreciar en su máximo esplendor.


Algunos de los corsés de Frida.

Parte del dolor de la pintora.

Vestidos de Frida.

Siempre orgullosa de su mexicanidad.

Hija de madre oaxaqueña Frida vestía
como tehuana.

Cualquier espacio era bueno para
crear arte.
   

Mientras tanto la gente seguía llegando por hordas, la mayoría los típicos “villamelones” que solo van al museo porque han sido víctimas de la gran mercadotecnia que rodea a la pintora y a los cuales francamente les vale sombrilla su obra, así que tomé la sabia decisión de hacer mutis y pasé a retirarme del lugar. Antes, dos señoritas, por chingomilésima vez, se acercaron a mí para pedirme que les tomara una foto; yo creo que tengo cara de fotógrafo o no sé qué carajos, el caso es que siempre me están molestando con eso, pero yo que soy un ser sumamente encantador y harto amable (especialmente con una pareja de chicuelas extranjeras bien piochas), accedí y les tomé su bonita foto del recuerdo.

Mi madre y mi hija ya me esperaban afuera del museo muy contentas y satisfechas por lo que habían visto ahí. Yo, he de reconocer que finalmente hice las paces con ese museo, así que también me fui feliz de ahí con mis fotos y mi remojón cultural. Ojala todos esos villamelones que convergen todo el tiempo en la Casa Azul se dieran la oportunidad de conocer más de la pareja, que con ese mismo entusiasmo y expectativa visitaran el Museo Anahuacalli, el Museo Dolores Olmedo, el Museo de Arte Moderno, los murales de Diego en el Palacio Nacional, en Bellas Artes, en la SEP o incluso en el Palacio de Cortés en Cuernavaca, que no se quedaran solo con la cocina y la cama de Frida, porque Frida es más que eso, y Diego… DIEGO AUN MÁS.






Otro día con más calmita… nos leemos.  


jueves, 9 de abril de 2015

¿Pueblos Mágicos?... la maaanga qué




Nos les ha pasado que toda la vida desean harto conocer un lugar en especial y el día que finalmente la vida les brinda la “maravillosa” oportunidad de estar ahí lo único que exclaman es: “mta, ¿a poco esto es todo?”… a mí tiro por viaje me pasa.

Yo siempre quise conocer Taxco y por mil razones nunca se me había hecho. Hace como cinco años finalmente me animé y le caí para conocer este bonito y pintoresco lugar. Francamente me desilusioné, yo me esperaba algo sumamente superior a lo que me encontré, y es que con eso de que ya a cualquier trinche pueblo bicicletero le llaman “pueblo mágico” nos quieren hacer creer que con eso ya la hicieron, y pus no. Y no quiero decir que Taxco sea un pueblo bicicletero, no es el caso, pero tampoco es lo que yo pensaba, quizás mis expectativas estaban muy altas. Los hoteles en Taxco son una reverenda porquería, caros y con muy mal servicio, y es que por ese mismo precio uno puede hospedarse en un muy buen hotel de playa con un servicio superior. Luego, la famosa platería de Taxco, nada del otro mundo, y también con precios estúpidos, y es que para esos precios mejor me voy a TANE en Presidente Masaryk o Santa Fe.

Pero bueno, no solo Taxco me ha desilusionado, lo mismo me ha pasado en varios lugares de nuestro México lindo y querido, lugares que prefiero no mencionar para evitar herir susceptibilidades. Pero también me ha pasado lo contrario, he visitado partes de la República Mexicana que me han sorprendido, como por ejemplo la encantadora ciudad de Zacatecas. Esta ciudad de la que durante muchos años había oído hablar gracias a mi Inmortal abuela (ella era de Sombrerete, Zacatecas) siempre había estado entre mis planes para visitarla, pero al final terminaba por darme flojera y volvía a los mismo lugares de siempre. Pues bien, el día que la conocí quedé encantado, es una ciudad limpia, llena de cultura e historia, historia de México e historia familiar, con una maravillosa gastronomía y todo con precios muy razonables. Definitivamente pienso regresar, yo a visitar la ciudad de Zacatecas y sus pueblos vecinos, y mi madre, como siempre, a pagar una manda a su consentido el Santo Niño de Atocha. Mi hija seguramente quedará encantada en los museos de los Coronel (Rafael y Pedro), en la Mina, en el Teleférico, así como con la arquitectura de cantera rosa de la Catedral y demás edificios. Yo creo que iré para la Feria de Zacatecas allá por septiembre, claro, si el tiempo y las autoridades lo permiten (como decimos en los toros).

Bueno, yo no me rindo, en mi lista siguen habiendo muchos lugares por conocer de este maravilloso país, es muy probable que muchos me desilusionaran, pero también es muy probable que muchos me encantarán, la clave está en saber qué es lo que va uno a encontrarse para evitar desencantos. Estos son algunos de los sitios que no conozco pero que están en mi lista: Xalapa, Oaxaca (Monte Albán), Chiapas (Palenque, Chiapa de Corzo, San Cristóbal de las Casas), Querétaro (Peña de Bernal y viñedos), Michoacán (Janitzio y Patzcuaro), Guanajuato, Puerto Vallarta, Mérida, Mazatlán y La Paz. En algunos de estos lugares ya he estado pero como era muy pequeño creo que no los conocí como debiera o incluso ya ni me acuerdo, por eso pienso volver.

En fin, yo ya no pienso caer en el viejo truco de los “Pueblos Mágicos” porque creo que han abusado mucho de ese adjetivo, y claro, es más fácil ponerle “Pueblo Mágico” a un sitio en lugar de de darle una buena “chaineada” y modernizada. Y no se confundan, yo quiero mucho a mi país, por lo mismo me molesta de sobremanera encontrar lugares tan abandonados, tan dejados de la mano de Dios Gobierno, en los que la pobreza y el olvido es el común denominador. Ojalá realmente valoráramos las maravillas que tenemos en nuestro territorio para poder así impulsar el turismo y hacer de este el principal ingreso de todos esos lugares hundidos en la miseria. 


Pobreza no es igual a Pueblo Mágico.


Otro día con más calmita... nos leemos. 

martes, 31 de marzo de 2015

Visitando Coyoacán sin entuerto ni muina.




Prueba superada. Después de mucho tiempo decidí regresar a Coyoacán (al Jardín Centenario) y pasé la prueba del entuerto y la muina. 

A pesar de que ese lugar se encuentra a tiro de piedra de mi Principado desde hace muchos años dejé de visitarlo porque era una verdadera monserga. El buscar donde estacionarme me ponía de malas, hoy me encontré con varios estacionamientos que evitan que tenga que lidiar con los insufribles franeleros extorsionadores. Ahora solo espero que muy pronto pongan parkimetros, prometo que entonces sí regresaré gustoso a Coyoacán con mayor frecuencia. 

Otra agradable sorpresa que me llevé fue que el jardín se encuentra libre de todos esos pandrosos vendedores ambulantes que apeladaban horrores el lugar y que lo hacían ver sucio e inseguro, además de que aquello siempre apestaba a alcohol/mota. Al parecer ahora los reubicaron en un mercado cercano en donde puede ofrecer su mercancía de una manera más ordenada, cosa que apruebo y aplaudo. 

También me emocioné al descubrir que aun existe el súper tradicional y legendario “Hijo del Cuervo”, aquel maravilloso lugar que perteneció al querido Alejandro Aura (qepd) y que vio nacer a grandes talentos, como por ejemplo a Andrés Bustamante “El Güiri Güiri”. Hoy no pude entrar pero tengo que regresar a recordar viejos tiempos. Junto al “Hijo del Cuervo” y alrededor del jardín hay muchos lugares que se ven bastante agradables, buenos pa’ echar comer, echar café y tomar la copa. Por cierto, en una de las esquinas del jardín aun existe el monumento al naco y al pelado, eso que algunos llaman el árbol del chicle. 

La iglesia, la Parroquia y Ex Convento de San Juan Bautista, me dejo atónito (osease pendejo), prácticamente me fui de chichis al entrar y ver el tamaño y la belleza del templo. Francamente no recordaba lo grande y bonito que es, lástima que, como muchos templos en México y en el mundo, estaba muy obscuro.

Otra cosa que puedo anotar a mi favor fue que a lo largo de toda mi estadía en ese bonito lugar nunca me encontré con unos de esos chocantitos y soporiferos mimos que son la delicia de chicos y grandes, de chicos y grandes con deficiencia mental, claro está. Lo cierto es que yo ¡odio a los mimos! ¡me pudren! ¡no los soportos!, claro, salvo dos honrosas excepciones, el gran Marcel Marceau y el de La Hora del Mimo que salía en Animaniacs.

Ya en Coyoacán había que ir por una nieve, es una actividad obligada, así que fui, y ahí fue donde la puerca torció el rabo. Primero cometí el error de no entrar a la tradicional nevería, la que yo conocía de siempre, la que está a un costado del Samborns, no, entré a la que está en la esquina porque la vi más grande y concurrida. Al principio me emocioné cuando descubrí que vendían Tres Marías, Flotantes y Bananas Split, pero luego vi unos que se estaban jambando unos parroquianos y ya no se me antojaron. Ya saben, me choca que me sirvan las cosas en vasos o platos de unicel, y ahí los sirven así, no en esos tradicionales platitos largos de vidrio. Pero bueno, pedí mi helado sabor nuez y otro de fresa para mi acompañante, el de fresa sabía a todo menos fresa, y el de nuez, pues no es… y se los dice un experto en helados. Me fui de ahí desilusionado y arrepentido de haber entrado.

Cuando salí de los helados recordé al viejo libinoputrido que se sentaba en el jardín, ahí frente a los helados, a ofrecer sus servicios de adivino, aquel que decía: “te digo si te quiere, te digo si te engaña, no le saques…”. Ese viejillo degenerado se la pasaba manoseando y apapachando a las niñas que interesadas en saber su suerte caían en sus manos toqueteadoras. 

Por último me di un rol por los alrededores y seguí recordando, El Convento donde me tomaba mis chelitas, la librería Gandhi visita obligada para hacer tiempo o comprar algún libro, las maravillosas flautas que vendía una lonchería que estaba enfrente a Gandhi y que ya no existen, en fin, muchos lugares, muchos recuerdos, que hicieron de aquella visita algo nostálgico y entrañable.

Por cierto, a estas alturas de mi relato seguramente se estarán preguntando si no pasé por uno de esos famosos cafés al Jarocho, y la respuesta es NO, y la razón es la misma de siempre, yo no soporto tomar café en vaso de cartón o unicel, así que el día que se me antoje un café en Coyoacán entraré a uno de esos lugares establecidos en donde el café sí se sirve en taza como debe de ser. Por otro lado he de confesar que si se me antojo comerme un buen elote, o un hot cake (si es que todavía existen), pero mi otrora buen estomago ya no es el mismo, ahora hay que cuidar la calidad y la cantidad de lo que me jambo o en la noche la tripa me pasa la factura y a sufrir se ha dicho.

Por cierto y para tranquilidad del Sanborns que está a un costado del Jardín Centenario le aviso que en esta ocasión no hubo necesidad de pasar a usar su tan cotizado baño, mi vejiga se portó a la altura y no día nada de lata.

Lo mejor de mi visita a Coyoacán fue que la hice entre semana, sí había bastante gente, pero la tolerable, nada que ver con la que debe de haber un fin de semana cualquiera. En fin, seguiré regresando, esperaré que siga mejorando el lugar, y claro, tendré fe en que pronto aparezcan los parkimetros que a mí, por lo menos a mí, me harán muy feliz. 


Parroquia de San Juan Bautista.

Los helados más chafas de Coyoacán.

Un bonito lugar para tomar tragos, está sobre la calle de Felipe Carrillo
Puerto a un costado de la libreria Gandhi.


Bien por Coyoacán sin tanta gente… pero no respondo el viernes, el sábado y el domingo. 


Otro día con más calmita... nos leemos. 

martes, 17 de marzo de 2015

Carmen Aristegui sale de MVS... ¿ahora sí va en serio?




Si usted ama, idolatra y venera con ciega fe a Carmen Aristegui favor de hacer caso omiso de esto, evitémonos descalificaciones, insultos y muinas incensarías. Ahora bien, si usted es capaz de resistir un pensamiento diferente al suyo sin en automático descalificar e insultar proceda a leer esto con mente abierta y véalo como un sano ejercicio de análisis y debate. Dicho lo anterior proceso a dar mi opinión, opinión que ya he compartido en varios espacios y que ahora registro aquí para aquellos que me lo han pedido.

Como ustedes ya estarán enterados, la periodista Carmen Aristegui fue “aparentemente” separada de MVS (corrida pues) por haberse tomado atribuciones que no le correspondían. Muchos de sus autómatas, perdón, de sus fans, alegan que esto es un atentando en contra de la libertad de expresión, atentado orquestado directamente en Los Pinos.

Cuando digo que Carmen Aristegui fue “aparentemente” despedida, lo digo porque yo todavía no estoy seguro si este despido es real o se trata, nuevamente, de un montaje planeado por su patrón Joaquín Vargas, por su otro y verdadero patrón Carlos Slim y por la misma Carmen. Y es que solo hay que recordar lo que pasó en 2011 cuando MVS despidió a Carmen Aristegui según por presiones de la Presidencia. En aquella ocasión, la periodista argumentó que su despido se había debido a la incómoda pregunta que hizo en relación al “alcoholismo” del Presidente Calderón. Luego, con el tiempo, aquello quedó perfectamente desmentido por el mismísimo Joaquín Vargas quien aceptó que había usado a Carmen Aristegui para presionar al Gobierno en relación a la banda de 2.5 GHz que estaba a punto de perder. Carmen fue recontratada y recontratada y regresó a MVS como si nada hubiera pasado. Muchos de los colaboradores y colegas que ahora defienden a ultranza a Carmen en aquel momento la criticaron y le recriminaron que no hubiera tenido un poco de dignidad y congruencia luego de haber sido usada, cual ficha de cambio, para chantajear al Gobierno. Carmen dijo que lo importante era recuperar su espacio ($$$) y que lo demás era lo de menos.

Por eso ahora desconfió de la salida de Carmen, y es que la burra no era arisca… Pero bueno, también existe la posibilidad de que su salida de MVS sea real, y es que eso también se puede explicar conociendo el tamaño del ego de la periodista quien siempre se ha sentido la única dueña de la verdad. Carmen siempre se ha envuelto en la bandera de las causas sociales, se dice defensora de la libertad de expresión, libertad que por cierto nunca se le ha coartado ya que siempre ha dicho lo que ha querido, incluso difamando y mintiendo impunemente. Solo hay que recordar el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez a quien acusó de encabezar una red de prostitución. Tiempo después, Priscila Martínez, la supuesta enganchadora y cómplice de Cuauhtémoc, confesó en su declaración ministerial que le habían pagado 60 billetes de 500 pesos por inventar la historia transmitida por Carmen Aristegui en MVS. La periodista jamás se disculpó con Cuauhtémoc Gutiérrez quien de inmediato fue linchado por el solo hecho de tener una pinta de “depravado sexual”.

Los seguidores de Aristegui son muy parecidos a los seguidores de López Obrador, o no sé si sean los mismos, el caso es que cuando alguien se atreve a pensar diferente, a criticarlos, de inmediato vienen las agresiones y las descalificaciones. En el momento en que dices no estar de acuerdo con ellos, en ese mismo momento te conviertes en un hijo del PRI, en un vasallo del sistema, en un ignorante, en un manipulado, en un comprado, en un estúpido que no ve más allá de tus narices. Los seguidores de Carmen son incondicionales, no son capaces de poner en tela de juicio lo que ella dice, no se atreven siquiera a pensar, dejan que la mesías de los medios piense por ellos, actúan como lo que tanto critican, siendo borregos que actúan con ciega fe.

Ahora bien, con todo y que no estoy en nada de acuerdo con el tipo de periodismo que hace Carmen Aristegui, sí creo que deben de existir personas como ella, siempre debe de haber un contrapeso en todo, es lo más sano. Así como es necesaria la existencia de una izquierda en la política aunque esta esté en manos de gente como los Chuchos o el Peje, así mismo creo que debe de haber un noticiero con las características del de Aristegui. Por eso estoy seguro que, si no regresa a MVS tal y como lo hizo hace cuatro años, seguramente encontrará otro espacio donde podrá libremente seguir haciendo su “periodismo” para beneplácito de sus seguidores. Mientras, la que debería de estar dando noticias es la noticia, es la protagonista, tal y como a ella le gusta.

La libertad de expresión es un derecho, el mismo derecho que tiene cualquier patrón de contratar o despedir libremente a quien se le dé la gana, claro… de acuerdo a ley. La manipulación y el chantaje nunca serán el camino para negociar o llegar a acuerdos. Al tiempo.


Se dice, se comenta y se rumora...


Les recuerdo que yo no soy dueño de la verdad, esta es solo una opinión, la mía. 


lunes, 9 de marzo de 2015

Qué pasó güero, ¿vas a querer boletos para la Formula 1?




Y para que no les agarren las carreras, compren sus boletos pa’ las carreras… bueno, si pueden. Hoy comenzó la venta de boletos para la Formula 1 y hasta hace unas horas estaba bloqueado ticketmaster por la gran demanda. Al parecer yo estaba harto equivocado y soy el único jodido en México al que no le sobran $70,820 pesos más $3,320 (por cargos no reembolsables) para comprar un par de boletos con derecho de apartado para este bonito evento deportivo. Yo que estuve presente en los Grandes Premios anteriores y que ya sabía que los precios no iban a ser muy accesibles que digamos, me fui de chichis al ver los precios y sobre todo la demanda que hay para adquirirlos. No cabe duda que en México sí hay varo, el problema es que está concentrado en solo unos cuantos taqueros y políticos privilegiados.

Pero bueno, si a usted amigo mío le sobra el dinero y quiere presenciar un espectáculo bien bonito y ruidoso, no se pierda la Formula 1; usted vaya a como dé lugar, no importa si tiene que hipotecar su casa de interés social, o prostituirse en calidad de gavilán o paloma en Tlalpan, o bien vender uno de los riñones que le sobran a su rollizo y desatendido cuerpo, hágale como pueda pero vaya, no se va a arrepentir, se los digo por experiencia. El escuchar los motores a la hora de la arrancada y el oler el combustible quemado de los monoplazas cuando pasan frente a uno es una experiencia que jamás va a olvidar. Total, si ya está usted muy prángana y jodido (como yo), cómprese aunque sea de los más baratos ($1,500), esos que están en las rectas y que solo permiten ver los coches por una chingomilésima de segundo ya que pasan tendidos como bandidos.

Yo por mi parte tendré que rezar para que surja como de la nada algún sponsor que se interese en llevar de cachucha al Said, estoy dispuesto (como ya lo he hecho) a ponerme una de esas ridículas camisas llenas de publicidad que tanto odio y que tanto le chiflan al respetable. Si no consigo a un generoso mecenas pues ya estaré llorando por ahí de noviembre lamentándome por no haber comprado mi ticket para la Formula 1. Lo bueno es que van a haber 5 Grandes Premios en México, así que este año lo tomare como “año piloto” para medirle el agua a los tamales y ver qué tal les sale la organización, y si todo sale bien, pues para el próximo año ya estaré luciendo mi chamorrín bajo de algún farol noche tras noche vendiendo caro mi amor aventurero. Ahí si les interesa, me avisan.


Esto es lo más cerca que estaré este año de un F-1.

Este Ferrari está en Perisur por si quieren ir a conocerlo.


Otro día con más calmita... nos leemos.  

jueves, 19 de febrero de 2015

Las Predicciones al Oscar de Saidstradamus




Hoy al mundo le será revelado lo que tanto tiempo esperó, por fin aquellos que vivieron en la oscuridad y la ignorancia recibirán luz, hoy, hoy es el día, hoy Saidstradamus dará a conocer sus predicciones para la noche del Oscar.

Todos aquellos que reciban esta valiosa información tendrán, deberán de ser responsables usándola de la mejor manera. Aquellos que quieran enriquecerse con las revelaciones saidianas podrán hacerlo, Said no pedirá comisión alguna por las carretadas de dinero que obtengan por apuestas y quinielas, Said es generoso y espera de todo corazón que les aproveche. Sin embargo hay que tomar el cuenta que el destino de pronto es algo retorcido y le gusta dar caprichosas vueltas de timón de última hora, así que si las visiones saidianas llegasen a fallar, no me vayan a chillar y a hacer panchos, sean adultos responsables y aguanten vara (a esto se le llama 'curarse en salud').


Dicho lo anterior, a continuación les presento las Predicciones de Saidstradamus para los premios más importantes del Oscar.


MEJOR ACTRIZ DE SOPORTE
  • Patricia Arquette por "Boyhood"
  • Laura Dern por "Wild"
  • Keira Knightley por "The Imitation Game"
  • Emma Stone por "Birdman"
  • Meryl Streep por "Into The Woods"
And the Oscar goes to... Patricia Arquette por "Boyhood"

En esta categoría la actriz que a mí me hubiera gustado le hiciera realmente competencia a Patricia Arquette es Emma Stone quien estuvo muy bien en la película del Iñárritu, pero todo parece ser que la actriz de "Medium" será quien se la gane este Oscar. 


MEJOR ACTOR DE SOPORTE
  • Robert Duval por "The Judge"
  • Ethan Hawke por "Boyhood"
  • Edward Norton por "Birdman"
  • Mark Ruffalo por "Foxcatcher"
  • J. K. Simmons por "Whiplash"
And the Oscar goes to... J. K. Simmons por "Whiplash"

En esta categoría puro actor de primera, el gran Robert Duvall que bien podría ser el maestro (y consigliere) de todos ellos; Edward Norton es uno de mis actores favoritos pero este no creo que sea su año aunque haya estado estupendo en "Birdman"; Hawke y Ruffalo, a pesar de ser muy buenos actores, no tiene nada que hacer este año a lado de los otros nominados.


MEJOR FOTOGRAFIA
  • Emmanuel Lubezki por "Birdman"
  • Robert Yeoman por "The Grand Budapest Hotel"
  • Lukasz Zal and Ryszard Lenczewski por "Ida"
  • Dick Pope por "Mr. Turner"
  • Roger Deakins por "Unbroken"
And the Oscar goes to... Emmanuel Lubezki por "Birdman"

Creo que por segunda vez consecutiva nuestro compatriota Emmanuel "El Chivo" Lubezki se llevará el Oscar a su casa. El espectáculo visual que es "The Grand Budapest Hotel" tiene mucho que ver con la maravillosa fotografía de Robert Yeoman por lo que habrá que tener cuidado que no le vaya a quitar su Oscar a nuestro paisano. 


MEJOR ACTRIZ
  • Marion Cotillard por "Deux Jours, Une Nuit"
  • Felicity Jones por "The Theory of Everything"
  • Julianne Moore por "Still Alice"
  • Rosamund Pike por "Gone Girl"
  • Reese Witherspoon por "Wild"
And the Oscar goes to... Julianne Moore por "Still Alice"

Cantadito el Oscar para Julianne, cantadito y MUY merecido ya que estuvo perfectamente mesurada (si caer en sobreactuación) en su personaje de "Still Alice". La única que se le podría acercar en esta categoría sería Marion Cotillard, pero solo se le podría acercar porque no creo que se lo quite. En esta categoría creo que sale sobrando Reese Witherspoon con todo caminata kilometrica tipo peregrinación a Chalma que hizo en su película "Wild".


MEJOR ACTOR
  • Steve Carell por "Foxcatcher"
  • Bradley Cooper por "American Sniper"
  • Benedict Cumberbatch por "The Imitation Game"
  • Michael Keaton por "Birdman"
  • Eddie Redmayne por "The Theory of Everything"
And the Oscar goes to... Michael Keaton por "Birdman"

Bueno este Oscar está sumamente competido. Michael Keaton en esta categoría se está dando un "quienvive" con Eddie Redmayne quien interpretó al tullidito Stephen Hawking en "The Theory of Everything". Siempre he dicho que este tipo de personajes con discapacidades impactan mucho al público y se prestan para ganar premios de manera relativamente fácil. Yo creo que el actor con el que realmente se debería de estar disputando el Oscar Michael Keaton debería ser Benedict Cumberbatch, pero bueno, es solo mí opinión. Por cierto, Bradley Cooper no tendría nada que hacer en esta categoría, solo le quitó el lugar a David Oyelowo ("Selma") quien merecía más estar nominado a mejor actor. 


MEJOR DIRECTOR
  • Alejandro G. Iñárritu por "Birdman"
  • Richard Linklater por "Boyhood"
  • Bennett Miller por "Foxcatcher"
  • Wes Anderson por "The Grand Budapest Hotel"
  • Morten Tyldum por "The Imitation Game"
And the Oscar goes to... Alejandro G. Iñárritu por "Birdman" ¡Todos al Ángel a festejar!

Francamente la direccion de Iñárritu en "Birdman" me dejo con la boca abierta, y que conste que no tiene nada que ver con que sea paisano y "debamos" apoyarlo, no, la neta me pareció magistral su trabajo como director. Creo que con esta película el Negro se debe de consolidar como uno de los mejores directores del mundo, así nomas, del mundo. Seguramente su competencia real será Richard Linklater, pero no creo que nadie le pueda arrebatar el Oscar a Alejandro G. Iñárritu, hacerlo sería un robo. A poner changuitos porque se dan casos.


MEJOR PELICULA
  • "American Sniper"
  • "Birdman"
  • "Boyhood"
  • "The Grand Budapest Hotel"
  • "The Imitation Game"
  • "Selma"
  • "The Theory of Everything"
  • "Whiplash"
And the Oscar goes to... "Boyhood"

Definitivamente la Academia tiene que premiar a "Boyhood" por haber cocinado "a fuego lento, muy lento" está película. De nuevo en esta categoría yo creo que las dos películas a competir son "Birdman" y "Boyhood", pero creo que se lo terminará llevando "Boyhood", y creo que no haré muina alguna con todo y que me encantaría que ganara la película de Iñárritu. Una mención aparte para "The Grand Budapest Hotel" que es una belleza de película. "American Sniper", igual en esta categoría, sale sobrando.



Bueno pues estas fueron las revelaciones de hizo el siempre acertadísimo profeta Saidstradamus, ánimas que no la cajetié y tenga que pedir una disculpa pública a todos aquellos que haya perdido hasta los calzones apostando en los Oscar. Ya veremos el domingo.


Otro día con más calmita... nos leemos.


miércoles, 18 de febrero de 2015

"Whiplash" de Damien Chazelle




Me gusta la música, amo la música, y me chifla el jazz, entonces, cómo pretender ser imparcial al hablar de esta maravillosa película que gira en torno a la música, al jazz… pues fácil, simplemente no pretendiendo ser imparcial y objetivo, porque no lo soy, nunca lo he sido y nunca lo seré. Los seres humanos no somos objetos para ser objetivos, somos sujetos, por lo tanto somos subjetivos, y el que diga lo contrario miente.

Dicho lo anterior procedo a recomendar ampliamente esta cinta. La película nos habla de la disciplina, de la tenacidad, del esfuerzo y del trabajo necesarios para poder llegar más lejos que el resto. Andrew es un joven músico que entra al conservatorio buscando convertirse en el mejor baterista del mundo. Andrew conoce en esa escuela a Fletcher quien se convierte en su mentor e instructor. Fletcher es sumamente estricto y exigente, presiona hasta el límite a sus pupilos buscando sacar de ellos todo su potencial, muchos de ellos se quiebran pero él está convencido de que ese es el único camino para encontrar a los mejores músicos del mundo.

Pues bien, cuando hablé de la película “Still Alice” dije: “And the Oscar goes to… Julianne More”, y ahora, si ustedes me lo permiten, diré con la misma convicción que: “And the Oscar goes to… J.K. Simmons”, y es que casi podría apostar que Simmons ya tiene el Oscar en su bolsa. Para los que no ubiquen a este actor les diré que seguramente lo recordarán regañando a Peter Parker (Tobey Maguire) en “Spider-Man”, ahí Simmons hace a J. Jonah Jameson el jefe de Peter Parker en el Periódico. Quizás hasta ahora Simmons no había recibido un buen papel en donde él pudiera demostrar su enorme talento como actor, pero al fin le llegó y lo aprovechó, y lo aprovechó bien. Así que si no me equivoco, el día 22 de febrero Simmons estará recibiendo su estatuilla como Mejor Actor de Reparto… al tiempo.  

El actor que hace al joven Andrew merece una mención aparte porque el trabajo que hizo en la película es bastante bueno, desafortunadamente no obtuvo una nominación (ni modo, hay mejores). El actor es Miles Teller a quien seguramente ya han visto en “Divergent”, película no muy afortunada que digamos. Sin embargo creo que después de esta película vendrán cosas mejores para este chaval.

“Whiplash” obtuvo cinco nominaciones al Oscar: Mejor Película, Mejor Actor de Reparto (J.K. Simmons), Mejor Edición, Mejor Guión Adaptado y Mejor Mezcla de Sonido, espero que la Academia me dé gusto y se caiga con el Oscar para Simmons o de lo contrario prometo hacer berrinche en el suelo con todo y moco de burbuja. Ya dije.


J. K. Simmon es el estricto y apasionado mentor Fletcher.

Miles Teller es el pupilo Andrew.

Andrew y Fletcher persiguiendo cada uno su sueño. 


Otro día con más calmita… nos leemos.